El clima dice que este invierno será duro en Europa Occidental

El fenómeno climático de ‘El Niño’ (o ENSO, por sus siglas en inglés) se origina bastante lejos de la costa atlántica de Europa. Es un fenómeno que se localiza frente a las costas de Perú y consiste en un calentamiento de las aguas superficiales del Pacífico sur. Normalmente, desde el sur de la costa pacifica americana fluye una corriente oceánica fría, la Corriente de Humboldt. Cuando se produce “El Niño”, las aguas oceánicas de esta costa se calientan, lo que provoca una espiral de fenómenos meteorológicos a nivel mundial.
A partir de los datos registrados por la NOAA, probablemente “El Niño” actual se está acercando a la replicación de El Niño de 1997-98 que se conoce como el evento climático del siglo.
Desde el pasado marzo se ha registrado un calentamiento de las aguas del Pacífico nunca antes detectado. Mientras que lo habitual es un incremento de 1 o 2 grados, las mediciones señalan variaciones por encima de los 4 grados, las más elevadas de los últimos 50 años.

Si nos desplazamos a Europa, ‘El Niño’ ya dio paso a un verano extremadamente cálido en 2003, cuyos récords han sido superados o igualados en el presente estío 2015. Cuando acabe esta estación, ‘El Niño’ podría abrir las puertas a un invierno extremadamente gélido en el este del continente europeo. No sería la primera vez que sucediera así. Las derrotas de las tropas de Hitler en Rusia y, mucho antes, las de Napoleón, se debieron al crudo invierno en dos años en los que apareció ‘El Niño’ frente a las costas peruanas.

Después de un verano seco en Europa, llegará un invierno frío, sin apenas transición otoñal. El Niño parece que cada vez es mas frecuente y llega con mayor intensidad a las costas pacíficas del Sur del continente Americano, probablemente como una de las consecuencias del cambio climático.

http://www.cpc.ncep.noaa.gov/products/analysis_monitoring/enso_advisory/ensodisc_Sp.html

Publicado el Informe: Marine Protected Areas in Europe’s Seas

La Agencia Europea de Medio Ambiente, publicó el pasado 1 de octubre el informe Marine Protected Areas in Europe’s Seas.

En él se destaca que solo el 5,9% de la superficie marina de la UE forma parte de las zonas marinas protegidas, lejos del 10% al que se han comprometido los gobiernos.

Gracias a este informe se ha estudiado en su conjunto y se ha evaluado, por primera vez, la red de Áreas Marinas Protegidas (AMP) de la UE.
La comunicación de la Comisión Europea que acompaña el informe subraya que la red es insuficiente y señala zonas críticas donde se necesita reforzarla con urgencia: la cuenca oriental del Mediterráneo y el Adriático, el mar Cantábrico y la costa ibérica, y la Macaronesia (Canarias, Azores y Madeira dentro de la UE).
Una de las demandas de la Comisión a los Estados Miembros es que resuelvan las carencias que impiden que la red de AMP sea efectiva: pocos lugares protegidos (sobre todo en mar abierto), demasiado pequeños y mal gestionados.

Comunicado de la Comisión

Sobreexplotación y pesca ilegal según John Kerry

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha sido uno de los protagonistas de la Conferencia “Nuestro Océano” que se ha realizando, entre el 5 y 6 de este mes, en Viña del Mar (Valparaíso,Chile).
Conferencia Nuestro Océano, Chile 2015
Según el mandatario norteamericano, no sólo estamos pescando de manera insostenible a nivel global, sino que estamos viviendo de manera insostenible. La acidificación de los océanos se está produciendo diez veces más rápido que en cualquier otro momento de la historia. Según palabras de Kerry: “Los océanos hacen que podamos respirar, beber agua limpia y contribuyen a la seguridad alimentaria. Son 3 mil millones de personas las que consiguen alimentos y proteínas del mar. También hay una conexión económica, porque son 600 millones de personas que ganan el pan con la pesca y son muchos más los que trabajan en empresas navieras o relacionadas. De hecho, el 90% de todo el comercio se transporta por el mar y el 40% de la población mundial vive en zonas costeras”